En realidad esta no es una lista de series que tienen como temática central el feminismo ni nada por el estilo; es un personalísimo repertorio de series que se disfrutan con la menor cantidad de estereotipos posibles, y que, además, pasan el dificilísimo test de la lámpara sexy con un post-it (y el de Bechdel también).

DARIA: Me encanta ver esta serie en cualquier momento. Para mi es la vieja recurrente (como Friends o Los Simpsons) que entra como un zumito de naranja nada más levantarte. OJO CUIDAO, te entra así una vez estás familiarizado con los personajes y les tienes algo de cariño; no te esperes ponértela en plan “capi suelto” y reírte a carcajada limpia. Su tono ácido y el sarcasmo de los dos personajes principales me relajan hasta en esos días en los que quiero destruir(me). Y todo a golpe de grunge de los 90. Especial para premenstruaciones.

BOJACK HORSEMAN: El dramón animado de Netflix. El autodesprecio, el conflicto ególatra, la ansiedad… me hacen sentir un poquito menos sola en mis momentos bajos, y la ironía, el humor absurdo y la idiotez de algunos personajes me divierten en los altos. Además, me FLIPA la construcción de los personajes en general, de los femeninos en particular. Tenemos además muchísimas críticas al machismo, la sociedad, los roles de género… Una serie que, dentro de estar protagonizada por un híbrido entre caballo y hombre, es muy real. En mi caso, me enganchó como un culebrón, y cada vez que sale una nueva temporada me la papo el mismo día (el drama millenial).

GIRLS: La serie de HBO escrita, dirigida y protagonizada por Lena Dunham es mi serie menstrual. La identificación que siento con los personajes (a veces con orgullo, y otras veces con cierto deje de culpa) me hacen sentir acompañada en esos momentos de brutal death metal. Aunque me identifico más con el descaro de la protagonista y las situaciones “límite” en las que se mete me son extrañamente familiares, encuentras un poquito de ti en todos los personajes. Para reír y llorar, según el capítulo y tu sensibilidad en ese momento.

INSIDE AMY SCHUMER: Otro de mis comodines. En realidad, todas me resultan digeribles en cualquier momento, pero el humor de este programa de sketches me puede. Eso de meterles caña a todos y a todo y reírse de una misma con su toquecito (o empujón) de autodesprecio me hacen admirar muchísimo a esta mujer. Para mi es la carta que juego en la pre-ovulatoria, curiosamente mi fase más problemática porque paso de todo y de todos (sin odio, sólo con indiferencia), y me consigue conectar un poco con mis sentimientos. Es la típica serie que puedes poner en Youtube a tus amigas tras llegar de fiesta a las 4 de la mañana y triunfa(s). ¡Échale un ojo!

LAS GEMAS DE CRISTAL: Sí, volvemos a la animación. Esta serie es para niños  y adultos, y es una auténtica DULZURA de serie. Además de la acción, está cargada de gestión de emociones y conflictos externos e internos. Rompe roles y barreras de género y sexualidad como ninguna; personajes agénero, de género fluido, homosexuales, mujeres totalmente “bad-ass”…. y la banda sonora a ukelele es una cucada. La animación, además de curradísima y preciosa, tiene un efecto sedante y antidepresivo. Totalmente enternecedora, original y ligera, de esas que puedes verte en cualquier momento bajo en el que necesites algo que te endulce (sin empalagar). También es una de mis “especial menstruación”.

Y aquí concluye la lista. ¿Has visto alguna? ¿Qué serie crees que debería estar también aquí? ¡Cuéntanoslo en la caja de comentarios!

Publicidad
tienda

3 Comentarios

  1. Yo he visto Girls y me flipo.
    Yo recomiendo Better things que también esta en HBO, va de una madre soltera y de como compagina su vida de madre de tres niñas y su soltería.

Comenta

Por favor escribe tu comentario
Escribe tu nombre

+ 12 = 18

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo