Aún nos quedan cosas por hacer.

Posted in ArchivoCultura

A veces, damos por hecho que nuestros derechos nos vienen dados de serie. Y
claro que es así, siempre que seas blanco y cishetero.
¿Qué pasa? ¿Qué este no es ninguno de vuestros casos?
¡Ah! Entonces os he de meter dentro de la categoría de personas a las cuales la historia ha
negado sus derechos hasta tal punto que no ha podido sostenerlos mucho más tiempo y os los ha ido soltando poquito a poco, como si fueran pequeños regalos, cuando en realidad os
estaba otorgando algo que ya os pertenece de por sí.
Y ahora que se acerca el Orgullo gay yo me pregunto -tal y como lo hacía ayer Laura-
¿Por qué no LGTBIQ+? ¿Por qué no? Cuando fue una lesbiana la que pegó el primer
puñetazo a un policía aquel 28 de junio de 1969, en Stonewall; a la que siguieron
trans cansades de la constante brutalidad policial que había hacia sus personas.
Stonewall es el símbolo que prendió la llama de la resistencia contra la discriminación
política y social del colectivo LGTBIQ+, donde todes juntes lucharon en contra de la
represión con la que debían vivir día tras día.

Trans racializades de los 70, como Marsha P. Johnson, fueron les que lucharon hasta el
fin de sus días; lucharon por el reconocimiento de los derechos de todo el colectivo,
incluyendo a las personas marginadas de ese momento como eran les racialidades,
pobres y/o queers, algo que continúa actualmente. Además, junto con
Sylvia Rivera, hicieron de su activismo un estilo de vida y no pararon de levantar la voz
para recordar que a ciertas partes de la Comunidad LGTBIQ+ se las estaba dejando atrás,
e incluso, menospreciando e invisibilizando.
En los últimos momentos de sus luchas, criticaron en lo que se estaba convirtiendo el
movimiento: un gran foco de Capitalismo rosa donde las empresas usan el superficial
discurso a favor del colectivo con el simple objetivo de generar ganancias o, más bien,
grandes lavados de cara. Además de como ya he mencionado, también se alzaban en
contra de la normatividad que aún se veía bien implantada dentro del movimiento.
Dentro de esta categoría de personas de la que os estaba hablando al principio, cada una
de ellas se diferencia de las demás por su diversidad individual; algunas pueden llegar a
sufrir dos o más opresiones a la vez.

Con ello, os quiero recordar, que puede que la historia ya os haya dado a vuestros derechos en su totalidad, pero todavía le queda mucha gente sin ellos y no reconocida. No debemos olvidarles. Tenemos que continuar luchando como hicieron elles por nosotres.
El 28 de junio significó la unión de toda la Comunidad LGBTIQ+, y no podemos pasarlo por alto. No hasta que realmente todas las personas de esto a lo que
llamamos humanidad, puedan celebrar y gozar de su libertad sexual y de género.

There are no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart