Estoy tan indignada que me cuesta escribir.

La manada ha sido condenada a 9 años de prisión por abuso sexual, han sido absueltos de agresión sexual, ni la mitad de lo que se merecen. Y a saber cuántos años pasan realmente encerrados. No los suficientes, eso seguro.

La “justicia” española se ha asegurado de intentar “quedar bien” con todo el mundo. Un “ni pa ti, ni pa mí” en toda regla. Lo que no sabe es lo indignadas que estamos y la que vamos a liar.

Después de esto nos va a dar más miedo denunciar, porque no somos creíbles, porque la “justicia” de este país no vela por nosotras.

Por favor, acudid a las concentraciones que se organicen en vuestras ciudades, gritad, llorad, enfadaos. No podemos consentir esto más.

Tenemos que parar el país para que nos oigan.

Publicidad
tienda

Comenta

Por favor escribe tu comentario
Escribe tu nombre

+ 76 = 81

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo