Carta para EVA PERÓN

Posted in ArchivoCultura

Hermana:

No sé cómo explicarte que perdimos el control y ganamos la insoportable sensación de que se nos agota el tiempo.
¿Recuerdas que fuimos las primeras? Aquellos descamisados gritaban con y por nosotras, Eva, se unieron a nuestra causa, intentaron comprendernos; eso era la revolución. La Argentina latió contigo porque conformó un órgano más de tu cuerpo, chiquito, rebelde. Las porteñas latieron contigo porque tú les devolviste la vida.

Ojalá pudiera decirte que aquel cambio fue tan posible para este mundo como lo era entonces para nosotras, ojalá pudiera afirmar que lo conseguimos, ojalá cualquier tiempo pasado fuese peor. Pero a veces, flaquita, me despierto sin la certeza de poder seguir haciendo hoy, lo que libremente hacía ayer. Parece una gran broma de mal gusto prolongada por demasiado tiempo.
Tenemos miedo, Evita, y todo el mundo mira hacia otro lado.

Por otro:
Somos fuertes y estamos juntas. Seguimos escuchándote en las voces que rebotan por las noches en nuestras cabezas, en el eco de todo lo que aún no nos atrevemos a hacer. Hemos aprendido a darnos las manos y a tener paciencia y respeto. Sabemos hacer ruido sin romper cristales.
Nos repetimos que no estamos solas, porque no lo estamos.
Dicen por las calles que somos las nietas de las brujas que no pudieron quemar.
Evita, esto avanza despacio. No sé cuándo,
pero te lo aseguro:
Los veremos arder.

There are no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart