Esta falda no es para gordas

Posted in Cultura

NOTA DE AUTORA

La sociedad tiene una imagen de belleza que no es para nada realista. Los medios se han encargado de esto, y nosotres somos les responsables de cambiarlo.

Los adolescentes son los más vulnerables cuando se trata de trastornos alimenticios. Ver la imagen de determinados super modelos, estrellas del pop, actores… Puede llegar a manipular la forma en la que se ven a sí mismos y hacer cosas que no harían por tal de llegar a tener el cuerpo de esos ídolos a los que tanto veneran.

¿Qué podemos hacer para cambiarlo?

Empieza preguntándoles que piensan de esos ídolos, de su aspecto; luego habla sobre los cuerpos que hay a su alrededor, cuando van a la escuela, al supermercado, al parque… Todos tienen diferentes formas y tamaños, y eso está BIEN.

Evita un lenguaje negativo sobre tu cuerpo, en vez de quejarte porque no te gustan tus piernas enfoca la atención en lo fuertes que son porque las usaste para hacer el Camino de Santiago o para subir 300 escalones hasta llegar a la oficina.

Cuando estéis comiendo en la mesa no hables de lo malo o bueno que es un alimento, de si engorda o no, habla de la comida desde el equilibrio. Si tienes hijes o decides tenerlos en el futuro, piensa que desde que nacen van a estar absorbiendo todo lo que vean y escuchen, y eso va a ser parte de quiénes serán en el futuro. Si aprenden a ver el cuerpo y la comida de una manera sana sabrán amarse, aceptarse y a su vez amar y aceptar a otros sin juzgar a nadie por la forma de su cuerpo.

@aidaexplorer

Comments (3)

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies