Que no te ofenda el título. Es lo más irónico y sarcástico del artículo.

Ayer leí en Twitter un tweet que decía literalmente: “Últimamente he visto más gordas enseñando su cuerpo que las delgadas.

¿Las gordas no buscan nada más que atacar a las delgadas? Lo peor es que muchas personas le aplauden esto a las gordas, como queriendo decir “mírenme, alábenme, me acepto y soy hermosa”.

 

No sé realmente qué es lo que más me sorprende. Si que él crea que una chica por ser gorda no debe de enseñar su cuerpo, que le asuste la idea de que su TimeLine se llene de cuerpos que superen una talla 38 o que crea que las chicas gordas muestran su cuerpo para atacar a todas aquellas que están delgadas.

Es gracioso desde el punto de vista de tomarte a este hombre como un cretino y con pocas neuronas. Pero yendo al trasfondo de esta reflexión yo saco otras muchas, y muy preocupantes.

Desde que nacemos la sociedad nos “impone” una talla, es así. Avanza el tiempo y “luchas” para intentar encajar en un estándar de belleza socializado o más bien “luchas” para que te quepa una talla 38. Porque claro la perfección lleva esos dos números. Se supone.

La sociedad “machaca” a todas aquellas personas que no están en el estándar socialmente aceptado. Y así nos va.

Tú eres delgada y puedes subir fotos desnuda o enseñando tu cuerpo.

Tú eres gorda y no debes de subir fotos desnuda o enseñando tu cuerpo.

Este símil resulta complejo pero reflexiona. Son dos chicas con distintos cuerpos que se aman, o quizás no, y quieren enseñar su cuerpo porque son LIBRES y pueden hacer LO QUE LES DE LA GANA. El problema está en aquellos que piensan que alguien muestra su cuerpo para otras personas. El problema está en aquellos que piensan que una delgada se desnuda para atacar a una gorda y viceversa. Vive y deja vivir, es sencillo.

Bueno, en realidad no es tan sencillo.

Podríamos hablar de por qué no se ha normalizado aún que una chica gorda pueda desnudarse. Podríamos hablar de por qué las principales marcas de ropa no creen oportuno fabricar prendas superiores a una talla 42 o una XL.

Podríamos hablar de por qué otras muchas firmas de ropa consideran que los únicos colores que pueden vestir las chicas gordas son de color negro.

Podríamos hablar del movimiento body positive creado para visilibilizar lo que se ha querido tapar por décadas por el simple hecho de que no cumple unas normas sociales. Las realidades del cuerpo humano y del ser humano: estrías, sobrepeso, alopecia, cicatrices, celulitis, acné, enfermedades…

Nacimos para ser reales, no perfectas. Y sí alguien puede rebatirme esta afirmación que intente hacerlo también con estas pregunta. ¿En qué momento se asigna la perfección en un cuerpo? ¿Tu talla define tu belleza? ¿Cuál es esa talla?

Publicidad
tienda

Comenta

Por favor escribe tu comentario
Escribe tu nombre

6 + 1 =

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo