Hace escasas horas una cuenta de Instagram, la cual se desconoce su propiedad, ha subido un vídeo de baja calidad en la que se ven a un chico y a una chica besándose en una fiesta.

En el pie del vídeo pone lo siguiente:

Es difícil reconocer si realmente ellos son los protagonistas pero eso no ha sido motivo suficiente para evitar la avalancha de insultos que ha recibido Marina.

Poco necesita el mundo hoy en día para crucificar a una mujer y tacharla de puta. Parece que la sociedad tiene esa palabra constantemente en la punta de la lengua esperando que hagamos algo que no sea ‘propio de una señorita’ para soltarlo.

Lo cierto es que nada nos asegura que este rumor, que ha corrido como la pólvora, sea cierto. Pero si así lo fuera, nos planteamos qué pasaría si fuera al revés.

En este caso, Marina es la que está aguantando la tormenta de odio ya que era ella la que tenía novio. Pero si los papeles se dieran la vuelta, nuevamente el odio también iría dedicado a Marina con la excusa de ‘¿cómo te puedes enrrollar con alguien que tiene novia?’.

Y otra vez sería coronada con un #puta.

Porque siempre, siempre gana el patriarcado.

¿Verdad?

Publicidad
tienda

Comenta

Por favor escribe tu comentario
Escribe tu nombre

+ 87 = 91

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo