Ya no te va a ser difícil imaginar un mundo al revés

Posted in ActualidadCultura

Eres un hombre cis hetero, eres guapo, además tienes un buen curro, de vez en cuando le sueltas algún piropo a las chicas de tu oficina; a ellas no les importa. Otras, hay suerte y hasta te acuestas con alguna.

Ahhhhh… la vida de éxito.

Pero algo pasa y, de repente, tienes una jefa, y el que era tu responsable es ahora el chico que trae los cafés, y encima descartan tu proyecto, no te lo tomes como algo personal, aunque quizá puedan pensárselo si estás dispuesto a pasar por debajo de la mesa…

Este escenario es el que nos plantea No soy un hombre fácil, una película que no trata de explicar cómo sería un mundo igualitario, o un mundo dirigido por las mujeres, sino que invierte los estereotipos de género y los roles establecidos para tratar de ilustrar claramente cómo nos sentimos y en qué lugar nos encontramos nosotras.

Creo que es una película muy fácil de ver y con la que todes podemos flipar cuando nos damos cuenta de cuántos pequeños detalles tenemos normalizados.

Si eres el más moderno de tu barrio, o la más abierta de mente, la más feminista, el más maricón o el más hetero: póntela, seguro que te dejabas algo, la tienes en Netflix.

There are no comments

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies