Sí, la sangre menstrual es roja

Posted in Opinión

Menstruación: “sangre procedente de la matriz que todos los meses evacuan naturalmente las mujeres y las hembras de ciertos animales”, según el diccionario de la Real Academia Española. Se trata de ese momento en el que para esta sociedad heteropatriarcal ya “eres mujer y estás preparada para ser madre”. Pero hay personas que menstrúan y no quieren ser madres. Hay personas que no menstrúan y se sienten mujer, pero las hay también quienes menstrúan y no se sienten. Vivimos en una sociedad que todo tiene una etiqueta basada en un sistema de género binario, que no contempla nada que salga de esos esquemas.

Pero ahora centrémonos en las personas que menstrúan. “Sangre que se evacua naturalmente”. Repito: “naturalmente”, pero que la sociedad nos ha hecho creer que es suficiente como para verla como un castigo y sentir vergüenza y asco cada vez que llegan “esos días del mes”. Inconscientemente estamos reforzando una idea de inferioridad hacia nosotres mismes, afectando así a nuestra autoestima y a nuestro lugar en la sociedad, sobre todo si estamos, o se nos nota que estamos, con la regla.

Y no. No estoy borde porque esté con la regla. Y permitidme decirlo, pero estoy hasta los ovarios de contestar a esa pregunta. Nos han enseñado que es la regla quien controla todos nuestros sentimientos, que no podemos controlar nuestras emociones. Y, para el colmo, parece que la menstruación es algo que “saca lo peor” de nosotres. Todo ello tiene una explicación, y se trata de una construcción social que ha hecho que creamos que la menstruación es algo sucio y, por lo tanto, algo que tenemos que esconder.

Nadie nos ha enseñado a disfrutar de algo que es propio de nuestro cuerpo. Nadie nos ha enseñado que nuestros cambios de humor, nuestros cambios físicos… son cíclicos. Que es un proceso que no para, que estamos en constante cambio. Nadie nos ha enseñado a abrir los ojos respecto a eso y a disfrutarlo. Nadie nos ha enseñado a vivir nuestro cuerpo y nuestro ciclo menstrual. Nadie nos ha enseñado como conocernos a nosotres mismes. Nadie nos ha enseñado a ser dueñes de nuestro cuerpo.

Seguramente muches de vosotres conoceréis algún caso parecido: si vamos al/a la ginecólogx por dolores menstruales, y después de explicar que sí, que solíamos tomar ibuprofenos para calmar el dolor, muchas veces la solución que nos dará será la píldora anticonceptiva. A la primera de cambio, sin indagar en el problema. Sin buscarle una solución ética con nuestro cuerpo. Negándonos una vez más el autoconocimiento y la razón de esos dolores. A menudo en los lugares en los que las personas menstruantes deberíamos sentirnos arropadas, nos sentimos indefensas y pensamos que esa es nuestra única solución por mero desconocimiento.

¿Quién no ha escondido la compresa cuando iba a un baño público?, ¿quién no ha evitado decir que los dolores son por la regla?, ¿quién no ha preguntado a una amiga a ver si tiene el pantalón sucio, cuando si se tratase de otra mancha podríamos andar con ella hasta llegar a casa sin preocuparnos demasiado? Sí. Todas esas cosas las hacemos porque nos han robado la libertad de vivir nuestra naturaleza, nuestro cuerpo, de manera libre.

Conocer cada cambio, cada movimiento… de nuestro cuerpo es primordial para querernos y saber lo que queremos. Es necesario para reivindicar nuestro lugar en una sociedad que quiere esconder algo tan natural como si de un problema se tratase.

¡Ah! Y para les que no lo sepáis, la sangre de regla es sangre roja.

Comment (1)

  • Yo iba por otros temas a un osteopata y hablando de todo me dijo “el dolor de las mujeres cuando tenéis a regla NO ES NORMAL, no tienes que aguantarte ni tomarte hasta 4 ibuprofenos al día” Me trató con acupuntura y con sacro craneal y los dolores fueron desapareciendo. Tuvo que venir alguien de medicina alternativa a decirme lo que ninguna ginecóloga fue capaz de decirme.

    Raquel

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies